Hábitos de estudio

Para la mayoría de las personas el factor determinante para tener éxito culto es el nivel de intelecto que cada indiviso posee. Si acertadamente es cierto que no se logra desmentir que es un hecho muy notable, no podemos obviar unidad más importante aún: los habitos  de estudio.
Se   rutinas de preparacion el intervalo que dedicamos a estudiar y lo que el estudio comporta en sí; es sostener, no se alcahuetería sólo del intervalo o el esfuerzo que destinemos al prueba de memorización, sino el que empleamos en desarrollar todo el trabajo adelantado y posterior (fichas actividades resúmenes, esquemas, lecturas…). También de la variable espacio, debemos vigilar la calidad del trabajo que se realiza en ese tiempo, y el ámbito en el que se desarrolla.

Los habitos de estudio son adecuados, e incluso necesarios, durante toda la duracion académica de una sujeto, ya que la dificultad de las   se incrementa con el paso de los años, y es util acaecer cimentado desde pequeños una buena ética de trabajo y de esfuerzo.
Si nos paramos a pensar en los peques que empiezan el escuela con tres años, podemos plantearnos qué tienen que estudiar a esa edad para carecer estos hábitos. Pues adecuadamente, puede que los colores, la escritura, los números o las vocales ya los conozcan y no requieran un trabajo extra fuera del clase, sin embargo sigue siendo ideal que en casa se sienten todas las tardes con sus padres  y repasen lo que han visto ese día en clase, que les dejen pintar independientemente en un cuaderno o, superior aún, que les lean un relación.
El objetivo principal no es alcanzar que adquieran muchos más conocimientos (en lo referente a los metodos de formación en esta antigüedad eso es secundario), de lo que positivamente se trata es de que desde pequeños entiendan que fuera del academa hay que prolongar haciendo cosas de clase, y que no hay dos mundos tan diferentes en donde en único se estudia y en el otro no.
A esta edad puede que aún no vayan a la academia, no obstante incluso de esta manera se les deben inculcar unos buenos metodos de preparacion, puesto que luego en las aulas se aprecia la gran diferencia que existe por medio de los pupilos que llevan intervalo trabajando en sus casas y los que se introducen en el sistema educativo a los seis años sin ninguna preparación previa.
Estas diferencias son subsanables y, de hecho, se pueden encargarse al inicio, sin embargo requieren un trabajo mucho longevo para docentes y progenitores si se desea que estos niños no vayan por detrás de sus compañeros desde tan temprana etapa. Por eso, acostumbrar a los pequeños a tener unos buenos practicas de aprendizaje permitirá que, aunque sufran un retraso docente, puedan ponerse más fácilmente al nivel de sus compañeros.
A medida que nuestros hijos van haciéndose mayores las exigencias educativas crecen progresivamente con ellos y, por tanto, tener unas pautas adecuadas de aprendizaje cobra cada turno más importancia.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s