Primeras lecturas

Un error habitual a la hora de designar qué cuentos queremos que sean las primeras lecturas de nuestros hijos es optar por aquellos que nos dejaron un buen retentiva en nuestra , o aquellos que nos parecen más bonitos y entrañables, sin prestar atención a sus deyección, intereses y características psicoevolutivas. Sin secuestro, el relato que es adecuado para un criatura de tres años, no lo es para uno de cinco, y debemos incluso tener en cuenta si al destinatario del cuento le gustan los deportes, o si es un amigo de los dinosaurios; por ello, las lecturas deben adaptarse siempre a las características y los gustos del pequeño si queremos impulsar en él el experiencia de la lectura.
Cuando acudimos a la sección inmaduro de una anaquel, podemos ver que los libros están clasificados por edades, lo que facilita la elección. Se puede comprobar así la progreso en el tipo de exposición con el que disfrutan los pequeños conforme su años:
Durante los dos primeros años de vida los cuentos son sólo otro trasto más, y no tienen ningún interés para el pibe como ojeada, sino que Exclusivamente observará sus dibujos, o interaccionará con el manual si por ejemplo este contiene dispositivos sonoros. Este tipo de libros deben ser fáciles de manipular, con colores llamativos y llenos de dibujos sencillos. Adicionalmente, es preferible que no sean de papel y sí de tela o cartón duro, puesto que aún no entienden que las cosas se rompen.
A partir de los dos años, con el gran desarrollo lingüístico que experimenta a esta etapa, ya comprenderá qué son los cuentos y, por tanto, podrás ofrecerle libros con historias sencillas, pese a que todavía deban estar ilustradas con muchos dibujos. No importa que todavía no sepa leer, él puede ver los dibujos mientras tú le cuentas la historia.
Depende vaya evolucionando en la lectura o comprensión de las historias, podrás nominar cuentos con más texto, y los dibujos irán perdiendo importancia. No obstante, en toda la etapa de Educación Inmaduro y en el primer ciclo de Educación Primaria, la imagen prevalecerá sobre el texto, porque a estas edades los menores procesan mejor la información visual que la auditiva.
Por otra parte de los cuentos, existen otros textos ideales para los chicos, las fábulas, que resultan muy útiles por su brevedad y sencillez. Estas historias resultan adecuadas para inculcarles una serie de valores gracias a sus moralejas.

Dibujos para colorear

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s